sábado, 30 de enero de 2016

Tutorial para jugar a un Juego de Rol de mesa

En los últimos tiempos he visto en la red social G+, donde hay mucho movimiento rolero a nivel hispanohablante, gente preguntando cómo se juega al rol o si alguien puede enseñarle.

Este por lo tanto, no es el típico artículo que podría ir en cualquier juego de rol explicando ¿Qué es un juego de rol? Tampoco es un debate o artículo para sentar cátedra sobre los diferentes tipos de de juegos que hay, ni para definir los límites de qué es o no un juego de rol.

Este es un artículo dedicado a todos aquellos que han oído eso de "los juegos de rol" (refiriéndonos a los que se juegan alrededor de una mesa, como un juego de tablero) y les gustaría aprender a jugar. Por lo tanto, hay que tomar todo lo que voy a decir, como una serie de consejos (acertados y erróneos) que espero sean de ayuda a los que comienzan.

ELIGE EL CAMINO FÁCIL
La mayoría de los que comenzaron a jugar un día a un juego de rol, lo hicieron a través de gente que previamente jugaba. Pocos empezaron ellos solos, y si lo hicieron normalmente fué porque en su época era algo nuevo o porque les era imposible encontrar a alguien que previamente hubiese jugado. Si conoces a alguién en tu entorno que ya juegue a un juego de rol, pídele que te enseñe. Te será más fácil, sobretodo si esa persona te conoce.

Otra opción es entrar en alguna comunidad online y apuntarte en alguna partida, advirtiéndo previamente que va a ser tu primera partida de rol. Esto es importante, porque el que se encarga de la partida necesitará explicarte más cosas que a los demás. Pregúnta que reglamento va a usar (no te preocupes, más adelante explico que es un reglamento), intenta informarte como funciona para adelantar trabajo. Si ya tienes alguién que te va a enseñar, solo te queda ir a la partida y recordar una cosa importante: DISFRUTAR.

Muchas cosas no te van a salir bien, es normal, es tu primera partida, pero intenta disfrutarla. Si te gusta, habrás encontrado una nueva afición llena de infinitas aventuras. Si no te gusta, no pasa nada, por un motivo hay tantas aficiones distintas, a no todo el mundo le gusta lo mismo, solo te pido que me mandes tu dirección para facilitarle el trabajo a mis sicarios xDDDDD

RECORRIENDO EL CAMINO DIFÍCIL
Bueno, vamos a suponer que no tienes a nadie cerca que te pueda enseñar y que no encuentras a nadie online que pueda o simplemente, eso de el rol online no te convence. Vamos enconces a aprender un poco como se juega al rol, qué necesitas y los conceptos básicos.

Para empezar, necesitas GENTE. ¿Cuanta? Necesitas al menos a dos amigos, puedes jugar solo con uno, pero mejor que sean dos. Lo ideal es que seáis entre 4 a 5 personas.

Lo segundo que necesitas es UN REGLAMENTO. ¿Qué es eso del reglamento? Bueno, de momento piensa en el rol como un juego de mesa, por ejemplo el parchis o las damas. Estos juegos tienen un reglamento, aunque la mayoría de gente se conoce las reglas puesto que no son muchas ni muy complejas, pero la primera vez que jugaste a uno de estos juegos, alguién te las enseñó o las leístes. Para jugar a rol, necesitas un reglamento, cada juego de rol suele tener el suyo. TIENES QUE LEERTELO Y APRENDERLO. Imagina que quieres jugar al ajedrez, pero no te sabes los movimientos de todas las piezas ¿verdad que no podrías jugar? Muchos reglamentos son extensos, pero no te asustes, no todas las páginas están llenas de reglas. Hay muchas que solo están contándote la historia o el mundo de juego, el trasfondo, su ambiente, etc.

"Si necesito un reglamento ¿cual escojo?" Esto es una pregunta que siempre genera debate entre los que ya son jugadores. Mientras más sencillo mejor. La temática debe gustarte. Y si ya tiene alguna aventura prediseñada, mejor.

Y hablando de aventuras, también necesitas una HISTORIA, concepto que se conoce en el mundo rolero como módulo o aventura. Si hasta este punto he comparado los juegos de rol con el resto de juegos de mesa, aquí es donde existe una de las diferencias fundamentales con ellos. Los juegos de rol no tienen un tablero ni historia definida que jugar. En realidad, puede pasar casi cualquier cosa en esa historia. Te será más fácil aprender si usas una historia que ya esté escrita, pero OJO, debe ser una historia que desconozcan el resto de jugadores.

"¿Como? El resto de jugadores... ¿y que pasa conmigo? ¿por qué yo si puedo conocer la historia de antemano?" Pues esto es porque una de las características de los juegos de rol (el 99%) es que hay una persona que es la que dirije la historia, y empieza a asumirlo, te ha tocado a tí. Pero no te enfades, ser director de la historia también es divertido.

Recapitulemos: Ya tenemos gente, un reglamento que nos hemos leído y una historia para jugar. ¿y ahora qué? Ahora lo que queda precisamente es eso, jugar. A la actividad de reunirse todos los jugadores y jugar la historia se le llama SESIÓN DE JUEGO.

MI PRIMERA SESIÓN DE JUEGO
En este punto final voy a explicar, de forma muy genérica como se juega una partida. Tu, como director del juego debes conocer la historia, conocer las reglas (lo mejor posible, recuerda que eres novato, habrán errores pero no importa), narrar lo que sucede, interpretar a los "malos" y ser un árbitro justo.

Para jugar, el resto de jugadores deberán crearse sus personajes tal y como indique el reglamento, salvo que la aventura que tengas ya los traiga pregenerados, entonces te recomiendo que uses los que trae la aventura. Otro día pueden aprender a crearse sus propios personajes. Si ningún otro jugador se ha leído como funciona el reglamento, en este punto es conveniente explicar lo más básico para que entiendan un poco que significan las estadísticas de sus personajes y como se resuelven algunas acciones.

Llegado este punto, es hora de empezar a jugar de verdad.

Como director del juego, comenzarás poniéndo en contexto a los jugadores donde están y que es lo que sucede. Puede ser que a los personajes se les encargue una peligrosa misión, que alguién les pida ayuda o simplemente que estén rodeados de algún peligro y tengan que luchar o huir. Una vez que les has puesto en situación, es hora de saber que harán sus personajes. Esa decisión les corresponde única y exclusivamente a cada jugador.

Tal y como te podrá el reglamento, es posible que se necesite determinar de alguna manera si la acción que quiere realizar un jugador con su personaje, la realiza bien o falla. Para eso se usan las reglas descritas en el reglamento, cada juego es diferente, pero en la mayoría suele determinarse con una tirada de dados y si se cumplen los parámetros, la acción tiene éxito.

Lo siguiente que pasa es que le describes a los jugadores que consecuencias traen las acciones que realizan (tanto las que tienen éxito como las que no). Mediante las acciones de los personajes y los sucesos que narras, se irá conformando una historia. Es posible que no todo lo que tenías pensado llegue a suceder, puesto que los actos de los jugadores determinan en gran medida lo que sucede y el destino de sus personajes.

En algún momento, la sesión llegará a su fin, esto puede ser por distintos motivos:
-Todos los personajes mueren, a veces las cosas no salen bien y los heroes mueren. Tu papel no es matar a los personajes ni salvarles, sino narrar lo que ocurre y aplicar el reglamento de forma justa.
-Los personajes no han muerto, pero han fallado su misión o directamente han pasado de hacerla. Esto no tiene por que ser malo. Los personajes son libres de hacer lo que quieran, sin prefirieron aceptar el soborno del caballero negro a rescatar a la princesa, así "termina" la historia.
-Los personajes han tenido éxito. Lograron capturar al malvado bandido que saqueaba las caravanas, atraparon al asesino, rescataron a la princesa o regresaron cargados de tesoros. Sea lo que sea que querian hacer, lo hicieron.
-Se acabó el tiempo. A veces la historia es tan larga que no se puede jugar de una sola sesión. Entonces se pacta terminar en un punto y se puede continuar otro día. Es como si los personajes fuesen los protagonistas de una serie televisiva, ha terminado el primer capítulo y podéis quedar otro dia para jugar al segundo.

MÁS ALLÁ DE LA PRIMERA SESIÓN
Una de las cosas buenas que tienen los juegos de rol es que las historias no tienen por que acabar hasta que sus jugadores no quieran. Para que te hagas una idea, es como ya hemos dicho una serie de TV. Tras muchos capitulos puede acabar una temporada, pero puede haber una segunda, tercera o cuarta. Durante todas estas historias, los jugadores pueden llevar a los mismos personajes, que normalmente (si no mueren) suelen progresar, conseguir mejor equipo, convertirse en más fuertes, poderosos o hábiles.

Al final, tanto los jugadores como tú, les cogeréis cariño a los personajes, a los habitantes de ese mundo (interpretados por tí) y a las anécdotas producidas durante el juego (tanto las que tienen que ver con la historia, como los comentarios graciosos de los jugadores).



Y hasta aquí creo que es lo básico que tenéis que saber sobre como empezar a jugar y un poco que es lo que se pretende en un juego de rol, que si no ha quedado claro, se trata de vivir historias y aventuras. Como un videojuego, pero sin los límites marcados por la programación del mismo.

Saludos y espero que os sirva de ayuda.
Publicar un comentario